healthy person woman sport
Healthy person woman sport :: John Doe

4 beneficios de escribir mis metas en mi BuJo

Tiempo de lectura aprox.: 2 minutos

No, todavía no empieza el 2017… es verdad que parece que los buenos propósitos y las grandes metas vienen asociadas al espíritu navideño. Sin embargo… no hay porqué esperar 4 meses para empezar a concretarlas.

Beneficios

  1. Te obliga a definir con más detalle lo que quieres proponerte. Es necesario incluir unas metas que sean realistas, específicas y cuantificables.
  2. Es un punto de partida para empezar.
  3. Facilita la planificación al desgranar cualquier objetivo en pequeñas actividades, disminuyendo la incertidumbre y los pros y contras de los pasos que hay que dar.
  4. Ayuda a reducir el estrés al haber estimado, previamente, un plan de acción.

¿Por dónde empezar?

Lo primero de todo, coge tu BuJo, desconecta todos los dispositivos electrónicos y comenta a la gente de tu entorno que no vas a estar disponible durante un rato.

Ahora, ya puedes empezar a plasmar tus metas en un papel: Desde perder esos kilitos que te han cogido cariño en vacaciones cómo empezar ese negocio que lleva un tiempo rondándote la cabeza. Lo único importante, es que te comprometas con lo que escribes. Para ello, suelo escribir las siguientes secciones:

  • Metas: define con una frase cada uno de los objetivos que te gustaría cumplir (luego ya decidirás cuáles eligir y cuáles descartar por ahora).
  • Palabra motivacional: añade una palabra que te inspire, que puedas asociar a tu objetivo y te motive para conseguirlo.
  • Mapa visual: es una buena forma de empezar a detallar las tareas, elementos que necesitas, pros, contras… Visualiza todo lo que puede ocurrir hasta conseguir tu meta. Dependiendo de tu objetivo tendrás que incluir una serie de temas u otros.
  • Detalle: detalla todo lo que hayas incluido en el paso anterior. Y este es el paso más importante y, aunque parece obvio, es en lo que se suele fallar y, por tanto, complica conseguir tu sueño.
  • Tiempo y plazos: incluye el tiempo que vas a dedicar al día o semana (por ejemplo, utiliza la regla 90/90/1) y revisa qué cosas puedes eliminar de tu vida para poder dedicar más tiempo a tu meta. También estima deadlines para cumplir tus hitos.
  • Log: anota el tiempo que dedicas a tu objetivo y los problemas que te has encontrado por el camino. Es una gran forma de aprender para tus siguientes proyectos.

Y, sobre todo, llévalo siempre contigo y revísalo. Esto no es algo que se escribe una tarde y ya está; mide el progreso que vas obteniendo, cambia lo que necesites, anota las ideas preconcebidas que eran erróneas, qué es lo que te está funcionando, con qué problemas te has encontrado. En definitiva, apunta todo lo que te resulte útil para acercarte un poquito más cada día a tu sueño.

Deja un comentario