The strategy by Jarmoluk
The Strategy :: Jamoluk

GTD y la toma de decisiones

Tiempo de lectura aprox.: 2 minutos

Te levantas un día y te das cuenta que todo lo que existe a tu alrededor es un caos y sólo, porque inconscientemente has estado eligiendo procrastinar muchas tareas de tu día a día, porque tomar cualquier decisión supone pensar y eso a su vez implica tener tiempo y energía para hacerlo y, si has llegado a esto, es porque sientes que no tienes ni tiempo ni energía para invertir en ello.

Pero bueno, aunque no es conveniente llegar a estos extremos, sí que es determinante a la hora de tomar decisiones a corto plazo, tener un gran malestar por no elegir. Esa sensación te obligará a parar y pensar sobre las decisiones que tienes que tomar.

“No siempre es el trabajo en sí la parte más difícil de un trabajo y el éxito, sino las decisiones, sacrificios y elecciones que necesitan hacerse”
– Barbara Abrams Mintzer

En este sentido, GTD ofrece una variedad de estructuras para no perder la atención y, gracias a su proceso, resulta sencillo retomar el camino hacia la productividad, pero antes de nada párate a pensar sobre algunas cosas:

  • ¿Por qué procrastinas tomar decisiones?
  • ¿Qué es lo que más importante en esa elección?
  • ¿Falta información para poder tomar una decisión adecuada?
  • ¿Cuáles son los objetivos que deseas obtener?
  • ¿Qué vas a sacrificar al elegir cada una de las opciones?

Respondiendo a estas preguntas ya tienes una base para poder adentrarte en el proceso de GTD, pero no es lo único también es necesario:

  • Concienciarse del tiempo y la energía que conlleva.
  • Entender e interiorizar el sistema GTD.
  • Hacerse responsable de los resultados que quieres obtener para poder asignar los recursos necesarios para conseguirlo.
  • Guardar parte de tu tiempo para vaciar las bandejas de entrada de forma regular.
  • Identificar dónde va cada “cosa”.
  • Establecer un protocolo para determinar que hacer o “no” hacer con esas tareas recurrentes.
  • Elegir la primera acción a ejecutar para alcanzar tus metas.

Y lo más importante, sé constante y practica… Y equivócate también, porque será la única forma de poder avanzar y encontrar, dentro de este sistema, la mejor adaptación a tu vida.

Deja un comentario