KonMari :: Saruqui

Método KonMari o el arte del katazuke en mi BuJo

Tiempo de lectura aprox.: 2 minutos

Ya comenté la semana pasada que en estas fechas toca una de las cosas más aburridas del mundo que es una limpieza a fondo y reordenar completamente la casa para empezar el año con buen pie. Y aunque todos los años espero que llegue Mary Poppins para realizarlo mágicamente, este año he decidido seguir los pasos que realiza Marie Kondo en su libro la magia del orden (conocido como método KonMari) pensando que puede ser una gran ayuda probar su método y mejorar la forma de realizar este gran proyecto.

Puntos importantes del método KonMari

Entre las cosas que he aprendido con este método cabe destacar:

KonMari en mi BuJo by Saruqui
KonMari en mi BuJo by Saruqui
  1. Organizar todo de un tirón y no poco a poco. Igual que en los Inmortales “sólo puede quedar uno”, pues con este método ocurre lo mismo. Es una tarea única, no es necesario estar todos los días organizando. En el día a día sólo hay que tener la constancia de volver a dejar los objetos de donde los has cogido. Realmente aprovecha las limpiezas a fondo para organizar las cosas (katazuke).
  2. Define cómo quieres vivir. Y pregúntate varias veces por qué para poder saber realmente qué es lo que vas a tirar y que vas a conservar.
  3. Antes de organizar, tira cosas. Saca todo lo que tengas guardado en el armario, en cajas o cajones y plantéate si lo usas y te produce felicidad. Si dudas… tíralo. Este punto, siempre me ha resultado complicado ya que siempre pienso “¿y si lo voy a necesitar más adelante?”. La realidad es que puede que lo vaya a necesitar pero me he demostrado con los años que cuando lo necesito no lo encuentro. Para poder desechar más cosas y no me dé pena, mi truco es ponerlo a la venta, donarlo y si no a la basura.
  4. Adivinar qué cosas nos hacen felices. Esas serán las cosas que guardaremos, las que cuando las veas te aparecen chiribitas en el estómago.
  5. Organizar por categorías. Para ello, habrá que sacar de todas las habitaciones las cosas que pertenezcan a esa categoría para poder hacerlo y pensar dónde se van a guardar juntitas en la casa. Si guardas las mismas cosas en distintas habitaciones resultará muy difícil saber qué cosas tienes. Según Marie Kondo la secuencia que hay que seguir es:
    1. Ropa
    2. Libros y papeles
    3. Otros objetos (komono)
    4. Objetos personales
  6. Asigna un lugar a cada objeto. De esta forma sabrás donde encontrar las cosas cuando las necesites y donde guardarlas cuando termines de usarlas.
  7. No dejes que la gente de tu entorno te presione para guardar cosas que ya has desechado.

Y por ahora esto es lo que he sacado en claro, aunque existe algún punto con el que no estoy de acuerdo con ella (como diferenciar ropa de invierno y verano o hablar del alma de las cosas). En general, estoy totalmente de acuerdo con ella en que la organización de tus espacios son un mapeo de tu estado mental y habitualmente una habitación desordenada supone tener una distracción para no tener que prestar atención a problemas o situaciones a las que no te quieres enfrentar. Así que, ordena tus ideas primero y podrás dar lo mejor de ti usando este método.

 

2 comentarios en “Método KonMari o el arte del katazuke en mi BuJo

  1. Para ser sincera, he de decir que no he leído el libro al completo, todavía… lo tengo más como consulta. Cuando llegué a la parte de tener que elegir qué elimino, me entro tal ansiedad y agobio que paré. No puedo hacer algo tan importante en un tirón, imposible, así que frené y en ello estoy, haciéndolo poco a poco. Aunque a veces pienso que la mejor manera de desprenderme de tanta cosa es inventarme una mudanza, llenar cajas y una vez llenas, hacer como que se extravían. Creo que me dolería menos. Sé que es absurdo pero a mi cabeza no hay quien la engañe a la primera, hay que dar rodeos. Jejeje. Gracias Saruqui, me ha gustado, como todo lo que nos cuentas. 😉

    1. Muchas gracias Marisa. Es fácil caer en la tentación de guardar cosas que en el fondo sabemos que no vamos a utilizar. Quizá podría funcionarte incluir todos esos objetos que dudas en una caja con fecha de caducidad. Cuando llegue esa fecha no queda otra opción que tirar todo lo que hay dentro porque está claro que no se ha utilizado.:)

Deja un comentario