DreamCatcher by Dyaa Eldin
DreamCatcher :: Dyaa Eldin

La regla 90/90/1: Consigue tus sueños

Tiempo de lectura aprox.: 2 minutos

Con la vuelta de las vacaciones, quien no ha dedicado un ratito a soñar con tanto relax. Encontrar una idea para hacerte millonario, mejorar alguno de los procesos para hacer tu vida más sencilla… Pero la realidad es que vuelves a tu rutina y no eres capaz de dedicarle el tiempo adecuado a esas ideas y, aunque al principio lo intentas, las actividades del día a día van subiendo puestos en tus listas de tareas van dejando en un segundo plano tus sueños y finalmente mueren por inanición.

Para no recaer en los hábitos de siempre Robin Sharma propone la regla 90/90/1 que consiste en:”Dedicar los primeros 90 minutos de trabajo diario durante los siguientes 90 días a la mejor oportunidad de tu vida”.

Nada más, sólo dedicar ese tiempo a tu sueño exclusivamente, nada de distracciones. Así que cuando llegues a tu lugar de trabajo apaga el móvil, cierra el correo y deja a tu alrededor únicamente lo que necesites para convertir en realidad ese sueño.

Y si 90 minutos te parece un tiempo excesivo, adáptalo a tu vida… 60, 30, 15 minutos… lo importante es que dediques algo de tiempo todos los días. Por muy poquito que puedas dedicarle, siempre será mejor eso que no hacer nada.

Aunque llevo poco tiempo haciéndolo, si que he notado que dedicar algo de tiempo a primera hora te da mucha energía para seguir con fuerzas el resto del día y, por ahora, si que va a ser un hábito que ha llegado para quedarse.

Además, Robin Sharma, habla de un par de hábitos más para mejorar como:

  • Programar 30 minutos diarios para encontrar la inspiración y alimentarla.  Un paseo, un museo, escuchar música… cualquier cosa puede darte una idea o resolverte un problema. Lo que suelo hacer es llevar siempre encima mi BuJo, un cuaderno o un dispositivo electrónico donde poder apuntar todo lo que se me pasa por la cabeza (que nunca sé  dónde puedo encontrar mi “musa”).
  • Escribir tus días ideales. Realmente me ha llamado mucho la atención y tendré que empezar a probar. Igual que cuando pienso que me voy a tropezar con una piedra y me tropiezo. Seguramente que si visualizo mi día, o por lo menos las situaciones que dependan de mí, existirá una probabilidad alta de que ocurra. Es como un pasito más a la administración de tareas diarias que realizo con GTD.

Espero que me contéis, si probáis alguno de estos hábitos, cuales son los cambios que habéis notado o directamente que no os ha valido para nada.

 

 

Deja un comentario